Medio Ambiente

Scholz anuncia 2,000 millones para acción climática en países en desarrollo

El funcionario ofreció la información al término del Diálogo de Petersberg sobre el Clima que concluyó hoy en Berlín

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció hoy que su país aportará 2,000 millones de euros adicionales para la acción contra la crisis climática en los países en vías de desarrollo, según dijo al término del Diálogo de Petersberg sobre el Clima que concluyó hoy en Berlín.

La suma supera por un tercio el anterior pago que realizó Berlín como parte del compromiso de los países industrializados de movilizar un total de 100,000 millones de dólares con este objetivo, destacó Scholz.

En una declaración final al término del encuentro, el canciller instó al resto de donantes a continuar con la “historia de éxito” de dicho fondo, que resulta “más importante que nunca”.

Bosquejó además algunos de los ámbitos que han sido abordados en el Diálogo, que sirvió como preparativo para la próxima cumbre COP 28 en Dubái y en el que participó entre otros la ministra española para la Transición Ecológica y vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera.

Scholz citó la financiación de la transición hacia la neutralidad climática y los retos relacionados con la implementación, y recordó que en Dubái por primera vez está previsto realizar el balance mundial, que calificó de “pieza central” del Acuerdo de París.

Además, propuso establecer unos objetivos conjuntos para el incremento de las capacidades de producción de las energías renovables, que son las “más baratas y seguras”, como ya había hecho ayer la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock.
“Por ejemplo podríamos triplicar el aumento de capacidades hasta 2030. Así enviaríamos a la economía real y al sector financiero un mensaje sobre a dónde vamos encaminados”, señaló.

Por su parte, el presidente designado de la COP27, el enviado especial de Emiratos Árabes Unidos para el Cambio Climático, Sultan Ahmed Al Jaber, describió las conversaciones de los últimos días como “productivas” y enfatizó lo “crucial” que resulta 2023 en la lucha contra la emergencia climática.

En vista de que según los informes los objetivos de París quedan lejos, es preciso, en el plano energético, triplicar la producción de energías renovables, duplicar la de hidrógeno, ampliar las capacidades de la energía nuclear y optimizar los sistemas de almacenamiento y las baterías, afirmó.

Además, recalcó Al Jaber, es necesario hacer lo posible por reducir las emisiones de CO2, incluso las que proceden de combustibles fósiles como el petróleo o el gas, ya que estas “seguirán desempeñando un papel”.

Es por ello que a su juicio las inversiones en nuevas tecnologías más respetuosas con el clima no deberían limitarse solamente al ámbito de las renovables.

Junto con el presidente designado de la próxima COP compareció también la ministra alemana de Exteriores, que señaló la necesidad de marcar objetivos ambiciosos para alcanzar la marca de los 1.5 grados y de garantizar al mismo tiempo que la transición energética sea “justa”.

Dicha transformación costará “miles de millones”, destacó Baerbock, por lo que es necesario que sea respaldada por el sistema financiero global, incluido el sector privado.

Uno de los aspectos más “insoportables” de la crisis climática es el hecho de que “los que más sufren por el calentamiento global son quienes menos han contribuido”, indicó la ministra verde y remarcó que los países más vulnerables esperan recibir en Dubái “ayudas concretas”.

Diario Libre

GoGreen

INFORMACION Y RERSPONSABLIDAD SOCIAL.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba