11.7 C
New York
sábado, diciembre 3, 2022
No menu items!

Buy now

spot_img

Las 4 P del marketing: qué son, cuáles son y para qué sirven

Las 4P del marketing son un concepto básico para cualquier marketer que empiece en este campo.

¿Cuáles son las 4 P del marketing?

Las cuatro p del marketing son: producto, precio, punto de venta y promoción. Estos son los cuatro elementos básicos con los que el profesor de contabilidad estadounidense E. Jerome McCarthy definió el concepto de marketing en 1960. Cuatro variables del marketing mix conocidas como “las 4P del marketing”.

Producto

El producto es el elemento principal de cualquier campaña de marketing, ¿cierto? Y no estaremos exagerando si afirmamos que, de una forma u otra, todas las acciones de marketing giran alrededor de este. Hablamos de marketing de producto, porque el producto es el actor principal de las cuatro p del marketing y, por defecto, de nuestras acciones.

El producto es un concepto muy amplio, puesto que abarca todo aquello que se coloca en un mercado para su adquisición y que, de alguna forma, puede llegar a satisfacer una necesidad o un deseo del consumidor. Por otro lado, el producto no tiene por qué ser algo tangible, puesto que también engloba ideas y valores. ¡Pero hay más!

En toda estrategia de marketing, y más cuando estamos tratando el marketing de producto, es necesario definir lo mejor posible el producto, de modo que te puede resultar de gran utilidad responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué vendo?

  • ¿Qué necesidades satisface mi producto?

  • ¿Qué características tiene mi producto? ¿Cuáles son los beneficios que se obtienen de cada una de ellas?

  • ¿Qué valor agregado proporciona mi producto?

Una de las estrategias de marketing de producto, basada justamente en la p de Producto, más famosas, rompedoras y más recientes, si el lector me permite la licencia de llamar “reciente” a algo que sucedió en 2007, es la aparición del primer iPhone.

La compañía de Steve Jobs revolucionó la industria de la telefonía móvil con la aparición del primer dispositivo de pantalla táctil, algo que la revista Time nombró como “el invento del año” y que redefinió la concepción de los teléfonos móviles y nuestra forma de comunicación.

Pocas veces en la historia reciente se da la oportunidad a la aparición de nuevos productos en el mercado que sean transgresores y provoquen un cambio de tal magnitud en su área de interés. Este producto generó la creación de una nueva necesidad en lo que a estrategia de marketing, comunicación y venta se refiere.

Precio

El precio es la cantidad de dinero que el consumidor debe pagar para tener acceso al producto o servicio. Sin embargo, ante la fijación del precio adecuado nos encontramos uno de los retos más complicados del marketing de producto y de las cuatro p del marketing. De hecho, es innegable que el precio es lo primero en lo que nos fijamos la inmensa mayoría de los consumidores. ¿O no?

Para fijar un precio óptimo para nuestro producto es necesario, entre otras acciones:

  • Realizar estudios sobre cuánto están dispuestos a pagar los consumidores.
  • Estudiar comparativamente los precios fijados por la competencia para productos iguales o similares.
  • Calcular muy bien los beneficios netos que vamos a obtener con cada precio.

Encontrar la respuesta adecuada a cuestiones como:

  • ¿Qué valor tiene el producto para el cliente?
  • ¿Existen unos precios estándar establecidos o fuertemente asumidos por los consumidores para nuestro producto o para productos similares?
  • Si bajamos el precio del producto, ¿lograremos realmente conseguir ventaja competitiva en el mercado?

Una estrategia de precio muy competitiva es la que, sin duda, creó la cadena de comida rápida McDonald’s en sus inicios. Con su sistema de distribución y funcionamiento por franquicias, reduciendo los costes y produciendo en cadena con su innovador sistema de servicio rápido, consiguieron un precio muy competitivo en todo el mercado que les permitió la expansión de la compañía.

Hoy en día estamos ya acostumbrados a ver este tipo de restaurantes que funcionan con un sistema parecido en lo que, a reducción de costes, montaje en cadena, franquícias, etc., se refiere, y que ofrecen un precio reducido por el producto, también. Pero si nos remontamos a 1953 y lo ponemos en el contexto del momento y el rápido crecimiento que tuvo en sus primeros años de vida, la compañía consiguió crear un precedente en cuanto a los conceptos de precio y producto. Además de consolidar más adelante su estrategia de marketing de producto enfocado a un público muy concreto como era el familiar.

Punto de venta

El punto de venta o distribución es el proceso mediante el cual el producto o servicio llega hasta nuestro cliente, que puede ser mayorista o final. Es una cuestión fundamental que va a influir notablemente en nuestro margen de ganancia y en la satisfacción del consumidor.

En la distribución existen múltiples variables que es preciso analizar exhaustivamente. ¡Toma nota!

  • Almacenamiento.

  • Transporte.

  • Tiempos de la operación.

  • Costes de los envíos.

  • Canales de distribución que más me conviene utilizar: venta directa, distribuidores, tiendas online, …

Un ejemplo de un punto de venta revolucionario en el marketing de producto fue la aparición de Amazon como concepto de la primera librería online, su primer nombre fue “Cadabra”, de hecho. Jeff Bezos consiguió cambiar el paradigma de la localización del comercio offline con la aparición de su plataforma. De este modo, el punto de venta dejó de ser un punto físico para convertirse en online.

Promoción

La promoción es la última variable del marketing mix y de las 4 ps del marketing, y en ella se incluyen todos aquellos medios, canales de distribución y técnicas que van a dar a conocer nuestro producto. Con la eclosión del universo online, las posibilidades de realizar una buena promoción son muchas, asequibles para cualquier presupuesto y muy distintas en concepto y filosofía. ¡Encuentra las tuyas!

En la actualidad, a los medios tradicionales (outbound), como pueden ser vallas publicitarias o anuncios en radio o televisión, debemos sumar estrategias de inbound marketing. Estas son mucho más amables y menos intrusivas, basadas en contenidos elaborados y bien argumentados y, sobre todo, con valor añadido para los posibles clientes.

En cualquier caso, es preciso valorar todas las posibilidades y, finalmente, seleccionar cuál es la mejor forma (normalmente se trata de una combinación de varias) de llegar a nuestro público objetivo, estudiando aspectos como: edad, población, sexo, necesidades y hábitos. Es un paso importante, ¡tenlo siempre en cuenta!

Evolución de las 4P, las 4C y, finalmente, las 4E

Las 4Ps han evolucionado, adaptándose a las necesidades del mercado. Así, hoy podemos dejar de hablar solo de producto, precio, punto de venta y promoción, y sustituir estos términos por consumidor, coste, conveniencia y comunicación. Vemos a continuación como las 4 ps del marketing han pasado a las 4Cs.

  • Consumidor: ¿cuáles son los deseos de tu cliente? ¿Y sus necesidades? En esta evolución sustituimos el foco puesto en el producto para ponerlo directamente en el consumidor.
  • Coste: sustituimos precio por coste. Porque lo que cuesta un producto o un servicio no se refleja solo en su precio: es necesario tener en cuenta todos los costes desde su fabricación hasta que el producto llega al consumidor final.
  • Conveniencia: la conveniencia es la sustituta del lugar en el punto de venta. Porque cuando esta P evoluciona no solo se queda en dónde se venderá el producto, sino en otros aspectos de los hábitos de compra del cliente.
  • Comunicación: el marketing de contenidos y las redes sociales son claves para llegar a tu público y conseguir interactuar con él en un espacio digital, donde se siente cómodo.

4 E se traduce en lo siguiente:

  1. Experiencia: la tienda es un entorno bonito, con un buen diseño, ofrece una buena experiencia, además de atención súper personalizada e incluso un club de lectura para los más lectores.
  2. Exchange: en este caso, el exchange sigue siendo el valor monetario (€).
  3. Everywhere: en este caso, también, sigue siendo la tienda física u online.
  4. Evangelización: todos los clientes satisfechos con la buena atención del librero/a que van a recomendar a sus conocidos atender a este espacio por su buen trato, recomendaciones y atención, entre otros.

Las 4 P del marketing es un concepto que debes conocer porque forman parte de la historia del marketing digital, pero es importante que tengas en cuenta que estas 4ps siempre deben basarse en el usuario y es por eso que van a ir cambiando y adaptándose a lo largo del tiempo. Debemos estar actualizados y focalizados en nuestro público. Y tú, ¿hacia dónde crees que avanzarán las cuatro p del marketing?

¡Compártelo!

INBOUNDCYCLE

gogreen
gogreen
Información y Responsabilidad Social.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

3,592SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles